Aparece en México “la manada”, grupo de defraudadores profesionales

0
37

* Pérdidas de más del 28% a las empresas hasta el cierre

 Surge “la manada” en la Ciudad de México, el brazo financiero del crimen organizado que tima a empresas de todos los giros mediante solicitud de créditos que no están dispuestos a pagar. “La nueva víctima de este grupo delincuencial que opera en la Ciudad de México son las Fintech que otorgan créditos de consumo, incluso si son de bajo monto o menores a 12,500 pesos”, dijo Alan Ramírez Flores, CEO de Coperva, empresa líder en recuperación de cartera vencida.

El experto aseguró que el crimen organizado adquiere diferentes créditos en empresas detallistas, instituciones bancarias y Fintech mediante otras prácticas delictivas como el pishing y suplantación de identidad. “Se trata de grupos perfectamente organizados que sistematizan los fraudes sobre todo en las Ciudad de México, Querétaro, Monterrey y Guadalajara”, aseguró Ramírez Flores.

“En la última semana, para tratar de mimetizar el delito, exhortan a los consumidores a no pagar mediante redes sociales y sitios web. El modos operandi ya lo copian delincuentes comunes pero hay elementos suficientes en los grandes corporativos para detectar que tras las carteras moratorias existen complejas metodologías de operación”, aseguró el también autor de Liderazgo para [email protected]

Hasta ahora, los llamados a no pagar se dan como parte de un grupo llamado “La manada”. El argumento para ello es invitarlos a quejarse del mal servicio e incluso acusar de extorsión en los sistemas de pagos de las empresas que acceden a conceder créditos, dijo el empresario.

Entre las últimas víctimas del crimen organizado para fondearse aparecen las Fintech mexicanas, de las que existen 441 empresas y el 90% de ellas se localizan en Ciudad de México, Querétaro, Guadalajara y Monterrey, mencionó el líder empresarial.

“Algunas instituciones financieras como Banco del Bienestar ya rehusaron conceder créditos porque su tasa de morosidad es muy alta. Amparados por una economía recesiva y desempleo, producto de la pandemia, se arguye que los acreedores no pagan sus cuentas crediticias, pero ya apareció una alerta en las instituciones bancarias: existen grupos fraudulentos en al menos 30% de las carteras vencidas”, dijo el vocero de Coperva.

La defraudación a empresas mediante el impago de la delincuencia organizada representa pérdidas del 28% al cierre de las empresas, “pero también lesionan a un sector que es el único que ofrece créditos a los pobres en México”, aseguró Ramírez Flores.

En México el 70% de la población no tiene acceso al crédito y el crédito al consumo “va en picada”: sólo 14% de las Fintech existentes en México otorga préstamos personales que representan 17.6% de la cartera total de crédito al consumo de la banca múltiple, dijo Ramirez.

El también experto en finanzas personales aseguró que el bajo nivel de créditos a la población “es igual al que presentan Marruecos, Vietnam, Egipto y Filipinas. “Las personas no logran cubrir los requisitos de crédito bancarios como los ingresos mensuales comprobables, antigüedad mínima en el puesto de trabajo actual y buenas referencias de crédito”.

El crédito al consumo no es un préstamo en garantía y no existe una fuente de pago asociada, por lo que el riesgo de crédito es de los más elevados de las carteras crediticias de los bancos. “Entonces sólo se tiene la opción de las Fintech”, dijo Ramírez Flores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here