El arquero de la Juventus, Gianluigi Buffon, es objeto de una investigación a cargo la Federación Italiana de Futbol por unas palabras que podrían ser juzgadas como blasfemas, anunció la federación.

La leyenda del futbol italiano, de 42 años, habría utilizado una expresión blasfema al dirigirse a su compañero Manolo Portanova durante la victoria 4-0 de la Juventus contra el Parma el pasado fin de semana.

 

El incidente, que no fue captado por las cámaras, sí fue en cambio registrado en un audio. «La investigación servirá para aclarar la situación con la posibilidad de escuchar a la persona afectada», indicó la federación italiana.

Desde 2010, en Italia se ha sancionado en varias ocasiones a jugadores o entrenadores por proferir palabras consideradas como una falta de respeto a Dios o a lo sagrado.

Excapitán de la Nazionale y poseedor del récord de partidos en la Serie A con 653, Buffon ya tuvo que disculparse en el pasado por haber pronunciado la palabra ‘Dio’ (Dios), aunque él afirmó haber dicho ‘Zio’ (Tío).

La semana pasada fue el jugador de la Roma, Bryan Cristante, quien fue suspendido un partido por blasfemia tras haber anotado un gol en propia puerta.