El Nápoles, vigente campeón del torneo, se clasificó para las semifinales de la Copa de Italia con cierta autoridad, con un triunfo por 4-2 como local ante la Spezia, este jueves en el duelo que cerró los cuartos de final

En semifinales, el equipo napolitano se enfrentará al Atalanta, que el miércoles se clasificó al derrotar 3-2 a la Lazio.

La victoria del Nápoles este jueves en el estadio Diego Maradona quedó encarrilada muy pronto.

Al descanso, el equipo de Gennaro Gattuso ya dominaba 4 a 0 gracias a los tantos del senegalés Kalidou Koulibaly (minuto 5), el mexicano Hirving Lozano (20), Matteo Politano (30) y el normacedonio Eljif Elmas (40).

En la segunda mitad, la Spezia acortó la desventaja con tantos del ghanés-italiano Emmanuel Quartsin Gyasi (70) y de Gennaro Acampora (73), pero no pudo pelear finalmente por la remontada.

El Nápoles da así un paso más hacia un séptimo título en la Copa de Italia, un torneo que la pasada temporada ganó superando en la tanda de penales de la final a la Juventus.

El triunfo de este miércoles permite al Nápoles olvidarse de sus malos resultados de la pasada semana, en la que perdió la Supercopa de Italia al caer 2-0 con la Juventus en Reggio Emilia y luego perdió 3-1 ante el Hellas Verona en la Serie A, lo que hizo caer al equipo a la sexta posición.

La Spezia, decimoquinto clasificado en la liga italiana, pone fin a su aventura en la ‘Coppa’, una competición en la que en octavos había dado la sorpresa al eliminar a la Roma.

Hasta ahora las eliminatorias eran a partido único, pero las semifinales, a principios de febrero, serán a ida y vuelta.