Con lágrimas deslizándose por sus mejillas, la leyenda de la NBA Michael Jordan dio este lunes un emotivo discurso en el tributo a su «hermano pequeño» Kobe Bryant describiendo cómo le impactó su muerte y la estrecha amistad que les unía.

Cuando Kobe Bryant murió, una parte de mí también murió. Y mirando este pabellón, y a todo el mundo, sé que una parte de vosotros también murió», dijo la exestrella de los Chicago Bulls, considerado por muchos como el mejor basquetbolista de la historia.

Jordan, el gran héroe de infancia de Kobe Bryant, reveló que a ambos les unía una amistad mucho más profunda de lo que la gente imaginaba.

Todo el mundo quería hablar sobre las comparaciones entre él y yo» cuando yo en realidad tenía «un gran orgullo» por la relación que habíamos construido, dijo Jordan, de 57 años.

El mítico «23» de los Bulls recordó cómo le inspiró la pasión con la que «La Mamba Negra» afrontó su carrera y también sus proyectos tras su retirada.

La forma en que me miraba, era un desafío. Y yo le admiré por su pasión, porque raramente ves esta pasión en alguien que está tratando de mejorar cada día, no solo en el deporte sino como padre y como esposo», dijo Jordan frente a la viuda de Kobe, Vanessa, y las 20.000 personas que acudieron al Staples Center de Los Angeles a dar el último adiós a Kobe, fallecido junto a su hija Gianna y otras siete personas el pasado mes en un accidente de helicóptero.

– Shaq resalta la lealtad de Kobe –

Jordan relató como Kobe solía llamarle a su casa a cualquier hora, incluso de madrugada, para preguntarle cuestiones sobre el juego, negocios o cualquier otro aspecto de la vida.

Al principio era exasperante (…) Pero luego siempre conseguía sacar lo mejor de cada persona. Él hizo eso por mí», recordó. «Él siempre quiso ser el mejor jugador de básquetbol que podía ser, y lo logró».

Les prometo, de este día en adelante, viviré con los recuerdos y sabiendo que tuve un hermano pequeño al que intenté ayudar de todas las maneras que pude. Descansa en paz, hermano pequeño», concluyó Jordan, que dio paso en el escenario al excompañero de Bryant en los Lakers, Shaquille O’Neal.

Kobe y yo siempre tuvimos un profundo respeto y amor por el otro», dijo el pívot, que conquistó con Bryant tres campeonatos de la NBA para Los Angeles Lakers entre 2000 y 2002, antes de que el dúo se separara entre versiones de una mala relación entre ambos.

Como mucho saben, tuvimos una compleja relación durante años. Nos empujamos el uno al otro para hacer el mejor básquetbol de todos los tiempos y estoy orgulloso de los tres campeonatos seguidos que ganamos (…) Kobe fue un amigo leal», reconoció el pívot.