En la primera quincena de junio de 2020 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un aumento de 0.32% respecto a la quincena inmediata anterior, así como una inflación anual de 3.17%, la mayor desde marzo cuando se ubicó en 3.71 por ciento.

De acuerdo con el informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), con la actual cifra la inflación se encuentra dentro del rango objetivo fijado por el Banco de México (dentro del 3 por ciento).

Asimismo, en el índice de precios subyacente presentó un alza de 0.29% quincenal y de 3.66% anual, y el índice de precios no subyacente creció 0.39% quincenal y 1.63 por ciento anual.

En cuanto al índice de precios subyacente, los precios de las mercancías se incrementaron 0.43% y los de los servicios 0.15% quincenal.

Dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios retrocedieron 0.92 %, en tanto que los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno subieron 1.48% quincenal.

En cuanto a los productos y servicios que tuvieron un alza en sus precios están: la gasolina de bajo y alto octanaje, el pollo, el gas doméstico LP, el transporte aéreo, la naranja, la electricidad, el frijol, los zapatos para hombre y el arroz.