Con un aforo del 60 por ciento ante el semáforo amarillo epidemiológico, Cancún inició la temporada alta ante las festividades decembrinas con sus siete playas públicas en operación.

De acuerdo con la dirección municipal de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), en las siete playas públicas se mantienen los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades, mientras que en las concesionadas la supervisión del protocolo está a cargo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), por lo que la autoridad municipal no tiene injerencia.

Zofemat precisó además que, las temperaturas registradas en los últimos días en Cancún influyen en una mayor afluencia de bañistas a las playas, tan solo el fin de semana, seis playas que estaban abiertas: El Niño, Las Perlas, Chacmool, Marlin, Ballenas y Delfines, recibieron tres mil 642 bañistas; de estas, Delfines la que concentró la mayor cantidad de visitantes.