Información reciente que se dio a conocer desde Washington DC, en Estados Unidos, indica que se está reactivando en el Departamento de Justicia de Estados Unidos y en la SEC (Securities and Exchange Commission) la investigación que se abrió en contra de un alto ejecutivo de una televisora en México, se trata particularmente de Alfonso de Angoitia de Televisa.

Con motivo del anónimo publicado en mayo de 2016 por el WSJ, dentro de Televisa se orquestó un fraude escandaloso por 14 mil millones de pesos con dinero en efectivo pagado por Gobiernos Estatales y Partidos Políticos (dinero público).

Y ahora en la investigación se sogue la línea de que esos recursos finalmente se utilizaron para el exclusivo beneficio personal de sus ejecutivos, a través de la constitución y capitalización de un sinnúmero de shell companies o empresas fantasma en diversas jurisdicciones, principalmente paraísos fiscales.

Los recursos, de acuerdo con la investigación contra Algonso de Angoitia, se utilizaron  para la compra de activos y bienes de distinta naturaleza, incluyendo acciones de empresas operativas, inmuebles, aviones, barcos.

Además, se utilizó para la deuda millonaria de ICA en los mercados internacionales, lo que les ha permitido en la práctica asumir el control de la citada constructora, muy activa en los megaproyectos de infraestructura del actual Gobierno, particularmente el Tren Maya.

En aquellas fechas Televisa y el propio Emilio Azcárraga Jean negaron categóricamente la veracidad de la información.

Incluso, encargó una investigación independiente al despacho de Nueva York, Wachtell, Lipton, Rosen and Katz, que al parecer los “exoneró de toda culpa”.

Pero ahora, todo indica que ese despacho confió demasiado en sus auditados, y en consecuencia actuó muy a la ligera en su investigación independiente, puesto que reabrió el caso.

La SEC será encabezada por Gary Gensler, un estricto regulador conocido por ex funcionarios mexicanos y muy cercano a Lawrence Summers, Secretario del Tesoro en la era Clinton.

A aquél corresponderá resolver este explosivo asunto, ahora que está por ratificarse su nombramiento en el Senado de Estados Unidos. Tendrá a la vista nueva información con decenas de transacciones específicas, que vendrán a cerrar el círculo del ilegal manejo de efectivo por parte de la televisora y sus más altos ejecutivos.