El París Saint-Germain oficializó este sábado la contratación del entrenador argentino Mauricio Pochettino como nuevo técnico del club francés, sucediendo en el puesto al alemán Thomas Tüchel, cuyo cese fue anunciado a principios de esta semana.

El entrenador argentino Mauricio Pochettino firmó un contrato hasta el 30 de junio de 2022, con otra temporada en opción», indicó en su sitio internet el actual campeón de la Ligue 1 francesa y finalista de la última Champions League.

Pochettino, libre desde su cese en el Tottenham en noviembre de 2019, debe dirigir el domingo su primer entrenamiento, días antes de la reanudación de la Ligue 1, tras menos de dos semanas de tregua.

Me siento extremadamente feliz y honrado al convertirme en el nuevo entrenador del París Saint-Germain», declaró el técnico argentino, citado en el comunicado de su club.

Como ustedes saben, este club ha tenido siempre un lugar particular en mi corazón. Conservo recuerdos magníficos, sobre todo del ambiente único del Parc des Princes. Regreso ahora al club con muchas ambiciones y humildad, estando también muy impaciente por trabajar con jugadores que figuran entre los más talentosos del mundo», añadió el argentino, exjugador del club entre 2001 y 2003.

«Este equipo tiene un potencial fantástico y voy a hacer con mi equipo técnico todo lo posible para optimizar los resultados del París Saint-Germain en todas las competiciones. Haremos también lo máximo para dar a nuestro equipo esta identidad de juego combativa y ofensiva que siempre han amado los seguidores parisinos», aseguró.

Pochettino redescubrirá la Ligue 1 el miércoles, 6 de enero, en el partido del PSG en Saint-Etienne, en la 18ª jornada.

A sus 48 años, Pochettino todavía no ha ganado ningún título como entrenador, pero fue subcampeón de la Premier inglesa en 2017 y finalista de la Champions League de 2019 con el Tottenham.

El argentino llega precedido de una reputación de gran trabajador, muy exigente en la preparación física de sus tropas.

El técnico argentino llegó el viernes a París, acompañado de sus adjuntos, Jesús Pérez y Miguel D’Agostino.