La nueva normalidad quedará completa el lunes 6 de julio, con la apertura total de tiendas departamentales y centros comerciales de enseres y productos considerados no esenciales.

El Plan de reapertura económica del GCDMX, no contempla la apertura de teatros, cines, gimnasios, cantinas, bares y eventos religiosos, mientras el semáforo epidemiológico se mantenga en color naranja.

Autoridades del Estado de México, buscan la manera de  autorizar la apertura de establecimientos en pequeño, a partir del lunes 6 de julio para ir a la par con el gobierno de la CDMX, sin embargo los contagios y fallecimientos, lejos de detenerse ascienden.

El último reporte de la Secretaría de Salud Federal, revela que en las últimas 24 horas, en la entidad mexiquense se registraron 678 nuevos casos y 64 personas fallecieron a causa del Covid-19.

Sin embargo, trabajadores de gimnasios establecidos en el Estado de México, se manifestaron frente a Palacio Nacional, pidiendo la intervención presidencial para que les sea permitido abrir sus puertas ante el riesgo de quiebra.

El manejo del Semáforo epidemiológico de un color a otro es facultad del gobernador mexiquense Alfredo del Mazo, así como permitir o no la reapertura de las diversas áreas económicas esenciales y no, en los 125 municipios.