• Es un desacierto el cambio en la clasificación de riesgos.
• La CDMX requiere garantías de seguridad para mitigar o reducir los efectos de estos fenómenos y siniestros.

Con el voto del PAN en contra del dictamen presentado hoy por las comisiones unidas de Administración Pública local y la de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos, el diputado Héctor Barrera Marmolejo advirtió el desacierto que representa el cambio en la clasificación de riesgos y la desaparición del Fondo de Prevención de Desastres y de Atención a Emergencias, para garantizar la seguridad e integridad de las familias capitalinas ante situaciones adversas.

“Hay muchas cosas que se tienen que observar y por eso votamos en contra, el cambio de clasificación de riesgos es un desacierto, la desaparición de fondos es un error y necesitamos darle mayores garantías de seguridad a la Ciudad”.

El dictamen tiene que ver con modificaciones a Ley de Establecimientos Mercantiles y para la Celebración de Espectáculos Públicos local, donde se reforman, adicionan y derogan disposiciones de la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, así como de la de Establecimientos Mercantiles y del Código Civil local.

El diputado Héctor Barrera Marmolejo, presidente de la Comisión de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos del Congreso, dijo que el PAN frenó cambios en el dictamen, que tienen que ver con el Atlas de Riesgo para que se siga actualizando cada año y no cada cinco.

Además, abogó para que no desaparezcan los seguros de póliza en las obras Tipo B, ya que fueron los inmuebles que más sufrieron de afectaciones en los sismos del 2017.

Barrera precisó que se pretendía eliminar una plataforma de registro para voluntarios ante emergencias, pero gracias a la insistencia del PAN se logró el consenso previo para contener esta propuesta.

El panista presentó reservas a la fracción 17, del artículo 15, de la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la Ciudad de México, en el cual se establecen facultades de las Alcaldías en materia de adquisición de equipamiento y herramientas de Alertamiento, atención de emergencias y equipo especializado de transporte, comunicación.

Habló de las obras de mitigación, señalando que no tomar en cuenta este contexto, se deja en estado de indefensión total a quien por una obra mal realizada o un accidente que afecte su patrimonio, el Gobierno no tendrá que resarcir el daño realizado, lo cual sin lugar a dudas vulnera la seguridad y tranquilidad de las y los habitantes de la Ciudad.

Las reservas fueron a los artículos 2, 15, 121 y 212.