Por el delito de tortura, el Juez Segundo de Distrito en materia Penal con residencia en Cancún, Quintana Roo, dio auto de formal prisión en contra del ex gobernador de Puebla, Mario “N”.

Dicha determinación se da después de que agentes de la Policía Federal Ministerial (PFM) ejecutaran, en la colonia Cumbres de Figueroa de Acapulco, Guerrero, una orden de aprehensión en su contra por hechos sucedidos en el año 2005, cuando Mario “N”, en su carácter de servidor público del estado de Puebla, y a solicitud de un tercero, probablemente instruyó a sus subordinados dentro de la estructura de poder del estado, castigar física y psicológicamente a la periodista Lidia Cacho derivado de su actividad periodística.

Dicha persona se encontraba prófuga desde el año 2019, cuando la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), aportó pruebas suficientes a las autoridades judiciales para imputarle su probable participación como autor mediato de la comisión del delito de tortura.

Mario Plutarco Marín Torres, era buscado incesantemente por un grupo de inteligencia de ministerios públicos de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) y elementos federales que se dedicaron a cumplir con las órdenes de aprehensión existentes.

Para esto se creó un grupo de trabajo especial dentro de la Fiscalía General de la República, a través de la FEADLE, que incluyó analistas de información, policías y agentes del Ministerio Público, quienes retomaron una investigación olvidada y desatendida en años pasados, además se realizaron diversos análisis de contexto, nuevas entrevistas y se estableció una argumentación jurídica innovadora.