El príncipe heredero de Arabia Saudita anunció este domingo planes para construir una ciudad cero carbono en NEOM, una zona industrial y de negocios de unos 500 mil millones de dólares destinada a ayudar al reino a diversificar su economía basada en el petróleo.

El príncipe Mohammed bin Salman dijo en un discurso por televisión que la ciudad, que podrá albergar a hasta un millón de residentes, tendría «proyectos urbanos positivos para el medioambiente que operarán con energía 100% verde«.

Una declaración saudí dijo que la construcción comenzaría en el primer trimestre de este año y que se espera que contribuya con 48 mil millones de dólares al PIB del reino.