Las vacunas de ARN mensajero (ARNm) para prevenir el COVID han sido noticia en todo el mundo recientemente, pero los científicos también han estado trabajando en vacunas de ARNm para tratar o prevenir otras enfermedades, incluidas algunas formas de cáncer. Ahora, investigadores de China han anunciado que han desarrollado un hidrogel que, cuando se inyecta en ratones con melanoma, libera lentamente nanovacunas de ARN que reducen los tumores y evitan que hagan metástasis, según publican en la revista ‘Nano Letters’.

Las vacunas de inmunoterapia contra el cáncer funcionan de manera similar a las vacunas de ARNm para COVID-19, excepto que activan el sistema inmunológico para atacar tumores en lugar de un virus. Estas vacunas contienen ARNm que codifica proteínas elaboradas específicamente por células tumorales.

Cuando el ARNm entra en las células que presentan antígenos, éstas empiezan a fabricar la proteína del tumor y a mostrarla en su superficie, lo que provoca que otras células inmunitarias busquen y destruyan los tumores que también fabrican esta proteína.

Sin embargo, el ARNm es una molécula inestable que se degrada rápidamente por las enzimas del organismo. Para la inmunoterapia contra el cáncer, los investigadores han probado a utilizar nanopartículas para proteger y administrar el ARNm, pero normalmente se eliminan del organismo en 1 o 2 días tras la inyección.

Los investigadores del Centro Nacional de Nanociencia y Tecnología de China Guangjun Nie, Hai Wang y sus colegas querían desarrollar un hidrogel que, al ser inyectado bajo la piel, liberara lentamente las nanopartículas de ARNm, junto con un adyuvante, una molécula que ayuda a activar el sistema inmunitario.

Para desarrollar su sistema, utilizaron ovoalbúmina (una proteína que se encuentra en las claras de huevo de gallina) como antígeno modelo. El equipo mezcló ARNm de ovoalbúmina y un adyuvante con otros compuestos para formar un hidrogel.

Cuando se inyectó debajo de la piel de ratones con tumores de melanoma diseñados para expresar ovoalbúmina, el hidrogel liberó lentamente mRNA y nanopartículas adyuvantes durante un período de 30 días. La vacuna de ARNm activó las células T y estimuló la producción de anticuerpos, lo que provocó que los tumores se encogieran en los ratones tratados.

Además, a diferencia de los ratones no tratados, los ratones vacunados no mostraron metástasis al pulmón. Estos resultados demuestran que el hidrogel tiene un gran potencial para lograr una inmunoterapia contra el cáncer eficaz y duradera con un solo tratamiento, dicen los investigadores.