El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, abrió este miércoles una sesión conjunta del Congreso para certificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales, pero los republicanos presentaron rápidamente una objecióndeteniendo el recuento de los votos electorales.

Es probable que la sesión se torne maratónica debido a otras probables objeciones republicanas durante el proceso, pero no hay forma de que cambie el resultado.

Poco después del comienzo de la sesión, el legislador Paul Gosar se levantó para «objetar el recuento de los votos electorales de Arizona”.

El reclamo levantó tanto aplausos como abucheos y abrirá un debate de dos horas en cada cámara, aunque todo apunta a que la queja será rechazada antes de que continúe el proceso de certificación.

Los esfuerzos republicanos no tienen apenas opciones de prosperar, ya que los seguidores de Trump carecen de apoyos suficientes en la Cámara y en el Senado para frustrar la certificación de la victoria de Biden en las elecciones del pasado 3 de noviembre.